viernes, 7 de mayo de 2010

Nuesto mejor deporte, ¿nuestros mejores valores?


El post que vas a leer a continuación lo escribió EmilianoA para SBEN (blog del cual también participo).

Trata sobre la nueva publicidad de TyC Sports para promocionar el su señal aprovechando toda la pasión que genera el mundial. Lo único que hay de marketing deportivo aquí es la publicidad en sí, ya que enfocamos el post desde otra perseptiva. Es muy interesante ver los comentarios que se dejaron en la nota de SBEN, si te interesa te recomiendo la leas desde el otro blog y comentes allí. Si no te intersa comentar, abajo tenes la nota.

Seguramente la mayoría de ustedes habrá visto la publicidad de TyC Sports (mostrada al final de estas líneas) con motivo del próximo Mundial de Sudáfrica. He aquí (?) una clara escisión que queremos marcar en la misma. De un lado “lo valioso” y jugoso que tiene el corto, y del otro “lo reprochable” o descartable que tiene el mismo.


Vayamos a “lo valioso”. Cuando vemos las imágenes relacionadas al folclore de nuestro fútbol dan ganas de llorar de la emoción. Desde las imágenes de los nenes jugando con la pelota de trapo, pasando por esas tribunas colmadas y alocadas, y hasta viendo a Maradona en sus mejores épocas jugando con el tobillo “del tamaño de un cuello”. Se marca lo distintos que somos y lo que el mundo nos envidia.

En estos momentos no estoy viviendo en la Argentina y me tocó bastante de cerca esta publicidad. Vivo con un turco y un belga que domingo a domingo se sobresaltan. Juega mi cuadro y ellos escuchan mis gritos de gol, mis insultos y mis exaltaciones. Cada domingo me piden que sea más calmo (los vecinos han venido a quejarse por el ruido luego de haber gritado un gol) y que no me lo tome tan a pecho. No entienden nada. Además, tengo un amigo chileno. Él me dice que cree que los argentinos somos buenos en lo que queremos y eso nos resalta. Me dice: “ustedes se proponen ser buenos en rugby, y lo logran”, “se proponen ser buenos en tenis y lo logran”, “se proponen ser buenos en hockey y lo logran” “y ni hablar con el fútbol”. Nos envidian.

Pero ahora vayamos a “lo reprochable”. Nos muestran la famosa “viveza criolla” y es ahí en lo que en algún sentido disiento. No me parece andar riéndonos de que acá “robamos bicicletas”, de que la calle está toda sucia. Por mi parte, ni robo el más chiquito de los caramelos ni tiro un papelito a la calle. Muchos seguramente lo harán y se me cagarán de risa y dirán que no es importante. Pero creo que sí de hay algo que no debemos tomar con gracia, y mucho menos con orgullo, es este tipo de actitudes. De hecho, por un cúmulo de las mismas así estamos.

Otra cosa que me queda en el tintero es eso de que “los jugadores no van al cine ni pueden hacer nada luego de perder un partido”. Te creo que en un Mundial es así, pero el jugador argentino local o doméstico ha dado certeros ejemplos en el último tiempo de que no le importa mucho perder y no es ni por asomo lo más sano que tiene el fútbol.

En fin, apreciemos esta brillante publicidad pero sin dejar pasar ciertas cosas que no nos hacen ni más vivos ni más cancheros. Resaltemos el “buen” folclore.


EmilianoA para SBEN - Afanado (?) por KD -32- ;)


1 comentario:

  1. Muy Muy Bueno.... la publicidad y la reflexión.

    ResponderEliminar