jueves, 3 de marzo de 2011

Boca-River: el odio que sacó los colores a la Coca-Cola



Matías Rodriguez es un chiquilín de Tandil, creador del blog Fobal200, que también escribe en SBEN. En este último publicó una nota de un periodista español que habla de su viaje a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Cierra su nota, como diría Claudio Destefano, marcando un detalle de ese Otro Partido


Pero no lo voy a contar yo y mucho menos el cocacolero (?). Para eso tomé prestado el post de Mati que a su vez tomó prestado otro post ;)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Paco Nadal es un periodista español (claro está) que colabora con su blog en el matutino ibérico El País. Edita un sitio que se llama El Viajero y recorre el mundo rescatando anécdotas e historias que merecen la pena ser contadas. En su reciente visita a Buenos Aires conoció algo que lo maravilló aun más que el Luna Park, el obelisco o la 9 de julio y decidió contarlo brevemente.
“Toda gran ciudad que se precie debe de tener una serie de iconos que la defina como eso, como una gran ciudad que se precia de serlo: atascos a las cinco, un puente de Calatrava (blanco, igual a los demás), una catedral, un famoso mercadillo dominical... y dos equipos de fútbol que se odian a muerte.

Pero por más que los del Atlético de Madrid odien a los del Real Madrid (y viceversa), los del Espanyol a los del Barça (y viceversa), los del Manchester City a los del Manchester United (y viceversa) o los del Milan a los del Inter (y viceversa) no hay odio más refinado, exquisito, ancestral y visceral que el que se profesan los dos equipos de la ciudad de Buenos Aires: el Boca Juniors y el River Plate.

Sus enfrentamientos (deportivos) son espectáculos de alto riesgo, sus barras bravas (peñas de hooligans) han protagonizado innumerables episodios de violencia y las hinchadas han de entrar y permanecer en el estadio siempre separadas por la policía. Pero en ocasiones, son los pequeños detalles los que mejor definen la complejidad de las relaciones humanas.

El Boca Juniors tiene su sede en el barrio de La Boca, una zona popular y un tanto degradada de Buenos Aires. Tradicionalmente es el equipo de las clases pobres y medias de Buenos Aires y su estadio, La Bombonera, está considerado como uno de los templos del fútbol. Sus colores son el azul y el amarillo.

Por su parte el River Plate tiene su estadio en la zona norte de la ciudad, en el barrio de Núñez, y se relaciona con las clases medias-altas bonaerenses. Sus colores: blanco y rojo imitan a la perfección a los de la Coca-Cola.

¿Cómo compaginar entonces en La Bombonera, el estadio del Boca, la publicidad de Coca-Cola (inevitable en todo espectáculo deportivo) con los colores del eterno y odiado rival? Fácil. Cambiándole el logo a la bebida más famosa y poderosa del mundo.

Así son los anuncios de Coca-Cola en el estadio del Boca Juniors: "la chispa de la vida", pero ésta vez en blanco y negro.”
Yapa:



3 comentarios:

  1. Me acuerdo de este detalle que Claudio presento durante una clase de Marketing Deportivo en la UP! Muy buena anedocta!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que si. Otra curiosidad es que en la última foto se puede leer "los colores de la pasión" (creo que es la publicidad de Sinteplast) y Coca Cola muestra su pasión pero sin sus colores.

    Cuando hiciste el curso?

    KD -32-

    ResponderEliminar
  3. Do you drink Coca-Cola or Pepsi?
    PARTICIPATE IN THE POLL and you could get a prepaid VISA gift card!

    ResponderEliminar